20 julio, 2006

BRUTAL ANTISEMITISMO EN LA CADENA SER.

El pasado 13 de Julio, en el programa de radio Hora 25, de la cadena ser, dirigido por Carlos Llamas, se dijeron barbaridades inaceptables contra el Estado de Israel.

Es conocido por todos que el grupo Prisa se ha caracterizado por su política anti-Israelí, cuando no antisemita, pero lo que se ha dicho en este programa de la cadena ser diría que no tiene parangón alguno si no fuera por que cuando del tema de Israel se habla, todo el mundo sabe todo y se desprenden calificativos de todo tipo para ofender al Estado judío.
Durante todo el programa repiten una y otra vez que Israel es un Estado genocida, que eliminan sistemáticamente a la población civil, y que por tanto son unos criminales.

Según los contertulios a Israel le da igual atacar a culpables que inocentes, pero no se para ahí, aún matiza que sin que se les mueva un pelo.
Declaran a Israel potencia ocupante, por lo que justifican los ataques de Hamás y Hizbola a territorio Israelí, considerándolos legales, por lo que según sus palabras no aceptan el calificativo de terrorismo, calificativo por cierto que si aceptan para denominar a Israel..
Resulta, que no son secuestros lo que están padeciendo los dos soldados Hebreos en el Líbano y otro en Gaza, son capturas.
Siguen afirmando una y otra vez que las acciones de Hamás y Hizbolá no son actos terroristas, si no ataques a instalaciones de guerra de Israel, “son actos de guerra”.

Recalcan la violación sistemática de la legalidad internacional por parte de Israel, la desproporción en la respuesta, y que lo primero que tiene que hacer el país dirigido por Ehud Olmert es retirarse a las fronteras de antes del 67, y luego se empezará a hablar, y ahí será cuando Israel empiece a ser un Estado democrático, insinuando que ahora no lo es.

Esto es algo de lo que se dijo en este programa, como se puede ver esto sí que es un ataque desproporcionado, ni una sola palabra de condena contra los actos de Hamás y Hizbolá, ni contra la pasividad de los últimos años del Gobierno del Líbano con la milicia terrorista financiada por siria e Irán, éste último verdadero incitador de esta última escalada de violencia.
Siempre culpando a Israel, cuando no es muy difícil apreciar que el verdadero problema de oriente próximo es la no aceptación de un Estado Occidental, Israel, por parte del mundo árabe. El no reconocimiento de éste Estado es claro ejemplo de que haga lo que haga nunca será reconocido por estos estados y por tanto no reconocerán soberanía alguna.
Una clara muestra es que cuando las Naciones Unidas aprobaron la partición de palestina en un estado Árabe y otro Judío éstos primeros no lo aceptaron, ya que querían todo el territorio, por lo que podían haber tenido su propio Estado desde el año 1948.
Si queda alguna duda, ese mismo año 48, cuando se proclamó el Estado de Israel, fue atacado por todos los países árabes de alrededor, con la intención de conquistar todo el territorio y echar a los judíos al mar.
Por supuesto no lo consiguieron, Israel, y esto es algo fundamental, no puede permitirse el lujo de perder una guerra, ya que sería su desaparición.
Después de la guerra del 48 los países árabes empezaron otras dos guerras, las del 56 y la de los 6 días, la del 67, hay que hacer mención especial a que hasta esa fecha los árabes tenían lo que hoy es Gaza y Cisjordania, y Jerusalén como enclave internacional, por lo que la excusa de los territorios es eso, una excusa.

Pero sin remontarnos más lejos podemos referirnos a la retirada del ejército de Israel del Sur del Líbano, o de las colonias de Gaza. La retirada sólo ha servido para que los terroristas puedan lanzar cohetes a tierra de Israel desde posiciones más cercanas.
Por lo que el verdadero interés del gobierno palestino o por lo menos de las organizaciones terroristas no es el de conseguir un Estado, sino la eliminación del Estado de Israel.

Con respecto a los comentarios de la cadena Ser pueden escucharlos en la fonoteca; y por supuesto, insto a los lectores a mandar sus críticas al programa

hora25@cadenaser.com