24 enero, 2009

ISRAEL BOMBARDEA AMBULANCIAS DE LA ONU EN GAZA

Este es el titular que se puede leer en cualquier periódico o escuchar en cualquier radio. Si luego indagamos y nos ponemos a ver la realidad, no es tan sencilla, pero de todos es sabido que es mas fácil culpar de todo a Israel, es políticamente más correcto.

Invito a todo el mundo a que vea el siguiente vídeo en el que muestra cómo ambulancias de la ONU en palestina llevan a terroristas de hamás cargado de armas por las calles, así mismo estas ambulancias taponan las calles para que sólo puedan disparar los de hamás, osea lo de siempre Israel debe contemplar cómo es disparado sin actuar, dejando que les maten poco a poco.
No hace falta poner la fecha del suceso ya que lo hacen repetidamente desde hace muchos años.

A Pesar del siguiente vídeo, aquí en España la noticia será que Israel bombardea ambulancias de la ONU.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mas de lo mismo.
Lo comenta Gabriel Albiac en su columna de ABC:
—————————————
”Apenas pasaron unas semanas. No es siquiera preciso recurrir al encierro paciente en las hemerotecas. Las páginas, primeras páginas, que evoco están en la memoria de cada uno. Fueron repercutidas en cada nudo de esa infinita Red que es hoy un calco del ilusorio mundo, en cada informativo radiofónico, en cada telediario: el ejército de Israel había bombardeado una escuela de la ONU en Gaza; decenas, tal vez cientos, de pobres gentes refugiadas allí habían muerto. Todo pareció, a un tiempo, normal y horrible. Con el normal horror que corresponde a lo satánico. No hubo —como no lo hay por norma— duda en la visión común de lo allí sucedido: un genocidio, se dijo. Es la certeza común que circula, como circula la amistosa moneda que desgastó el tiempo, sin distinguir entre jueces e iletrados.
Hace muy pocos días, la ONU hizo público un informe oficial sobre los hechos (http://www.unwatch.org/cms.asp?id=687172&campaign_id=63111). Ningún proyectil impactó dentro del edificio; ninguna baja se produjo en sus locales; ni de las pobres gentes refugiadas ni de sus funcionarios. Y esa nota oficial ha quedado perdida en las páginas interiores de la prensa de todo el mundo. Pero da igual, no nos engañemos. Aunque hubiera ocupado los mismos titulares de primera que fueron en su día los de la noticia falsa, hubiera resultado igual de invisible: no encaja en el relato, en la leyenda a través de cuya sentimentalidad amamos reconocernos sólo allá donde el contraste de lo diabólico nos pone del lado bueno: el no judío. Los hechos no son nada. Sólo excusa para exhibir gratas mitologías.”

http://www.abc.es/20090209/opinion-firmas/como-vampiros-20090209.html
—————————————

Un saludo.

Beni

bensol dijo...

Muy buen escrito de Albiac, gracias por añadirlo Beni.