06 marzo, 2009

Carta abierta a Don Antonio Gala

Podemos ver la carta abierta que escribe D. Isaac Querub Caro, Presidente Yad Vashem-España, en respuesta a los reiterados artículos antisemitas que escribe Antonio Gala.

1 comentario:

Anónimo dijo...

El Sr. Gala, ha necesitado ser siempre un niño mimado por el régimen.
Lo fué con el regimen franquista y necesita serlo con el régimen socialista.
Y este de Zapatero no es un régimen socialista común, una social-democracia al uso europeo, como las de Francia, Alemania o Uk, con grandes intelectuales y sesudos teóricos postmarxistas.
Zapatero ha inventado el régimen socialista-friky y sustituye los intelectuales por frikys del nivelazo ético e intelectual de Almudena Grandes, Sabina, la Sr. Barden y sus abajofirmantes o el susodicho Sr. Gala. Los cuales, desprovistos de todo pudor intelectual y libres de las ataduras del rigor, la ética o la verdad; disertan sobre lo divino y lo humano convencidos de que son Séneca, como poco.

De entrada el Sr. Gala en su comentario, lo inicia acusando, no al Estado de Israel, si no al “pueblo judío” de genocidio.
No contento con esta barbaridad, se atreve, además, a culpabilizarles y responsabilizarles de su propio sufrimiento. Dando a entender que, comprende a los perseguidores.

En cuanto a los motivos, por los que los judíos han sido y son perseguidos, siempre han estado perfectamente concretados y definidos, la historia es muy clara:
— RELIGIOSO. Cristiano: Mataron a Cristo y hacían pactos con el diablo, porque las epidemias de peste que arrasaban Europa, incidía menos en las comunidades judias, es muy posible que fuera por sus costumbres rituales de higiene.
— LAICO. Raza: Hitler, basándose en la teoría de Darwin, colocaba a la raza judia en los primitivos escalones evolutivos más cerca de los primates, anteriores incluso a los orientales o africanos.

Así que, el Sr. Gala nos puede indicar cual de los motivos que expone la historia, religioso o laico, son más de su agrado —incluso ambos si quiere—, que hace a su denominado “pueblo judio” como merecedor del castigo, consistente en que sufra la población civil del Estado de Israel, el bombardeo de mas de 6.000 misiles, sin derecho a defenderse.

Beni